El proyecto de la primera carretera solar de Estados Unidos ha fracasado

carretera-solar

En teoría las carreteras solares podrían abastecer de buena parte de la electricidad que requieren las grandes ciudades del mundo. Pero en la práctica son muchos los factores que aún nos quedan por mejorar. Así ha quedado claro con Solar Roadways. Un proyecto de carretera solar que hizo mucho ruido hace un par de años y que ahora se puede calificar de una fracaso enorme. Los que manifestaron sus dudas sobre la viabilidad de este tipo de proyectos han tenido razón, al menos por ahora.

Solar Roadways de 2014 a la fecha

Fue en mayo de 2014 cuando se dio a conocer el ambicioso proyecto Solar Roadways. Dicho proyecto consistía en construir la primera carretera solar de Estados Unidos, y de toda América, con 417 kilómetros tapizados por paneles solares hexagonales. La expectativa generada fue enorme, y aunque el proyecto falló no todo fue tiempo perdido. Digo esto porque se trató de un proyecto que puso las carreteras solares en todos los titulares. Esto inspiró proyectos similares en otros lados.

En fin, en poco más de 2 años después, en octubre de 2016, se inauguró la primera etapa del proyecto. Cabe mencionar que el proyecto tuvo un éxito arrasador en la plataforma de crowfunding Indiegogo, donde recaudó mucho dinero. Para ser más exactos obtuvo cerca de 2 millones de dólares. A esta cifra hay que sumarle 3 millones de dólares de financiación privada más 750,000 dólares que puso el gobierno, que también pagó los permisos de construcción.

¿Qué fue lo que falló?

Unos de los grandes fracasos de Estados Unidos en tema de infraestructura ha sido este. Solo unos meses después de comenzada la primera etapa no se había producido nada de electricidad. Además hay que sumar que más del 80 por ciento de paneles se rompieron rápidamente. Claro, la primera etapa no fue nada grandiosa, pues se trató de un pedazo de carretera de una plaza pública solo para mostrar como quedaría la carretera. Pero en unos cuantos días 25 de los 30 paneles fotovoltaicos estaban rotos.

También hay que mencionar que el sistema eléctrico tuvo todo tipo de fallos que le impidieron producir electricidad. De hecho uno de los mayores problemas fue un sistema de drenaje ineficiente, por lo que la lluvia afectó buena parte del sistema. De momento la primera etapa está cerrada al público y nadie, ni del gobierno ni del proyecto, ha salido a dar la cara para explicar el futuro del proyecto. Por este motivo ya es considerado uno de los grandes fracasos de los proyectos de plataformas colaborativas.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.