Una perspectiva personal sobre el estado actual de la ciencia

futuro-ciencia

Actualmente la ciencia en general está viviendo un momento de quiebre. Por un lado tenemos algunos números que indican que el futuro de la ciencia será excelente. Por el otro lado la ciencia está siendo “corrompida” por conflictos de intereses cada vez poderosos. En esta situación se está creando un ambiente científico que podría no beneficiarnos del todo.

El acceso a la ciencia

Hace no muchos años los resultados de las investigaciones científicas estaban solo al alcance de unos pocos. El acceso a las revistas científicas se fue haciendo más fácil con la masificación de Internet y la digitalización de las mismas. Sin embargo, la lectura de artículos extremadamente técnicos es algo que no cualquiera está dispuesto a realizar.

Con las tecnologías actuales cada vez más personas se aventuran a dar a conocer los trabajos científicos de una manera más accesible al público en general. Tenemos así blogs de divulgación, podcasts de actualidad científica y tecnológica, vídeos educativos de temas diversos, etc. Todos estos recursos están facilitando el acceso a la ciencia.

Es decir, la ciencia hoy más que nunca en la historia de la humanidad está al alcance de la gran mayoría. Pero si hiciéramos una encuesta sobre el nivel de conocimientos científicos de la sociedad en su totalidad, creo que los resultados no serían nada alentadores. ¿Qué es lo que está fallando en la divulgación de la ciencia?

Científicos superestrellas vs equipos científicos

Ahora bien, gracias a los recursos disponibles los científicos que los usan pueden llegar a brillar de una manera que antes no podían. Es decir, antes un buen científico se ganaba el respeto de sus colegas, pero ahora además puede ganarse también la admiración del público general. Es un gran salto, que está permitiendo a muchos científicos volverse una especie de superestrellas.

En lo personal no veo nada de malo en esto. Un científico “superestrella” puede ayudar muchísimo en la divulgación de la ciencia. Algo muy necesario para el desarrollo de nuestra sociedad. El detalle es que resulta muy fácil para la gran mayoría de personas confundirse, y llega el punto en que llegan a creer que la ciencia es cosa de individuos aislados. De esta manera el mito del genio solitario se ve reforzada.

Por supuesto se trata de un completo error. Nada más alejado de la realidad que eso. La ciencia hoy más que nunca es el resultado del trabajo de equipos científicos que colaboran en conjunto. Quizá hubo un momento de la historia donde podemos hablar de grandes genios, pero hoy en día tenemos que reconocer el esfuerzo colaborativo. Y la idea de científico superestrella parece que tiene su punto negativo.

El problema de los incentivos por publicar

Publicar podría estarse convirtiendo en un mal necesario. Y es curioso porque justamente un científico vive prioritariamente para publicar. Si las investigaciones científicas no fueran publicadas en revistas especializadas mucho del conocimiento generado se perdería. Estonces hacer ciencia no tendría sentido. Pero el sistema actual que incentiva a publicar podría estar haciendo mucho daño a la ciencia.

Que un científico no publique es como que un maestro no enseñe o como que un doctor no cure. Es inimaginable. El problema radica en el sistema de incentivos en el que actualmente están inmersos la mayoría de científicos del mundo. Es muy común que mientras más publique un científico más posibilidades de apoyo económico tenga, y esto hace que la prioridad sea la cantidad y no la calidad, como debería ser.

No es culpa por supuesto de los científicos. Hay que entender que es su trabajo y también tienen que comer. Es más, no es que ellos quieran publicar más en lugar de publicar mejor. Es que se ven obligados a hacerlo, pues de otra manera estarían nadando contracorriente en un ambiente donde de por sí los salarios no suelen ser algo para presumir.

Hay mucha novedad y poca repetitividad

La ciencia no debería ser una cuestión de modas, pero lamentablemente estas influyen bastante. Un científico que investiga un tema es importante para la ciencia en general, sin importar si se trata de un tema de actualidad o no. Sin embargo, muchos apoyos económicos están condicionados a entregarse a quienes investiguen ciertos temas, casi todos de gran impacto actual.

Por supuesto que la impresión 3D, los drones, la biotecnología y la inteligencia artificial son campos de gran importancia. Es más, serán parte del futuro de la humanidad. Por ello hay muchos apoyos a quienes trabajan en dichos campos. Pero la ciencia es tan variada y son tantas las cosas por estudiar que también debería propiciarse más apoyo a temas de no actualidad.

Ahora bien, el hecho de que haya tantos apoyos para la investigaciones sobre novedades científicas y tecnológicas propicia que muchos científicos se vuelquen sobre ellas. Así se ve reducido el número de científicos que buscan repetir investigaciones, para mejorarlas o corregirlas. Y es que en ciencia la repetitividad no se lleva ninguna gloria, pero es absolutamente necesaria.

La presión de los grupos de interés

¿Es la ciencia completamente confiable? No hay respuesta. La ciencia no es ni buena ni mala. Todo depende de como se le enfoque. Y el problema es que cuando hay grupos de interés muy poderosos los científicos pueden doblegarse ante ellos. No es raro que alguien salga a desmentir una investigación científica, cuyos resultados son dudosos y favorecen determinados productos de ciertas empresas.

¿Esto implica que los científicos fallan? El tema es muy complejo. Volvemos al mismo círculo vicioso de siempre: los apoyos para investigación científica son pocos, entonces llegan grupos de poder con mucho dinero, con el cual se puede financiar por buen tiempo un equipo científico, pero suele ser que ese apoyo tiene un precio, que termina siendo alguna investigación con cierto sesgo.

Mucho dinero, mucha exposición mediática. Resistirse a esta combinación, y dadas las condiciones actuales del mundo científico, no resulta nada fácil. ¿Hay alguna manera de disminuir la influencia de los grandes grupos de interés? Esto, al igual que todo lo demás que he planteado, requiere un cambio de sistema completamente radical. Algo que no sé siquiera si resulta factible.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.