El zapato que crece es una idea sencilla y fantástica que está triunfando

el-zapato-que-crece

Aproximadamente 300 millones de niños en todo el mundo no disfrutan de la comodidad de un calzado. Este es un problema enorme porque la falta de zapatos genera múltiples problemas a los niños. Se pueden sufrir desde lesiones hasta infecciones. A dicha cifra además hay que sumarle los millones de niños que tienen calzado en mal estado o inadecuado. Es decir, la problemática es aún mayor.

Para tratar de combatir esta situación, diversas organizaciones sin ánimo de lucro de países desarrollados ponen su granito de arena. Cada año donan de buena voluntad una buena cantidad de calzado hacia países en vías de desarrollo. Sin embargo, esta es solo una solución parcial, que en muchos casos también puede llegar a convertirse en un problema.

La evolución del pie de un niño

El detalle es que entre los 7 y los 10 años los pies de los niños cambian de talla aproximadamente cada 3 meses. Por dicha razón actualmente muchos niños están utilizando zapatos pequeños que les quedan apretados. Los problemas de ello pueden ser de la misma magnitud que el hecho de no utilizar ningún calzado. Esto justamente fue lo que observó Kenton Lee allá por 2007, cuando vivió en Nairobi, Kenya.

Lee es el fundador de la organización sin ánimo de lucro denominada Because International. Su objetivo es llevar ideas y sueños a la realidad para apoyar a las personas de todo el mundo que viven en extrema pobreza. Y su primer proyecto es The Shoe That Grows. Se trata de un zapato de bajo coste que puede variar su longitud, y por ende, aumentar su tiempo de vida útil.

Una idea sencilla y fantástica

The Shoe That Grows se trata de un zapato que tiene una serie de correas ajustables, las cuales permiten alargar un poco el zapato conforme el niño que lo use vaya aumentando de talla. De esta manera un mismo par de zapatos puede ser usado por un niño hasta por 5 años, sin que le quede pequeño y le apriete el pie. De esta manera tendrá protección y comodidad en sus pies.

Otro aspecto interesante de este zapato es que gracias a su diseño es muy fácil de transportarse a otros países, pues se puede comprimir muy bien para agrupar muchos pares en poco espacio. Además, su peso es mínimo, ya que 50 pares de estos zapatos caben en una pequeña mochila que apenas llega a superar los 20 kilogramos de peso.

Así puedes apoyar esta idea

¿Y cómo llegan estos zapatos a los niños que lo requieren? Todo es a través de las donaciones que se realizan en la página del proyecto. Uno compra un par de zapatos y este se hará llegar a un niño que lo requiera, y por cada compra individual la organización dona 2 pares más. Cada par cuesta 50 dólares, pero se pueden comprar muchos pares, costando solamente 15 dólares por más de 100.

Otra manera en la que puedes apoyar esta idea tan genial es dando difusión al proyecto. Que sin duda un proyecto así se merece darle toda la difusión posible, pues seguramente hay muchas personas que están en la posibilidad de ayudar pero que no tienen conocimiento de ideas de este tipo.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.

Be the first to comment on "El zapato que crece es una idea sencilla y fantástica que está triunfando"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*