El cambio climático nos está llevando a territorio desconocido muy rápidamente

gases-invernadero

Puede que el gobierno de Estados Unidos se halla retirado de la lucha contra el cambio climático. Pero es el momento en que el resto del mundo haga algo o muy pronto podríamos estar en graves problemas. El último informe sobre el cambio climático de la Organización Meteorológica Mundial (WMO, por sus siglas en inglés) no es nada alentador.

Una realidad innegable

A estas alturas que una figura mediática niegue el cambio climático es un chiste de muy mal gusto. No se trata de una teoría sin fundamentos como para desecharlo así nada más. Se trata de una realidad tangible que miles de científicos alrededor del mundo pueden constatar con sus investigaciones. Pero a pesar de que hemos comenzado a sufrir las consecuencias pareciera que nada está sucediendo.

Según la OMM los datos y eventos climáticos “extremos e inusuales” de 2016 se mantienen en 2017. En opinión de David Carlson, director del Programa de Investigaciones Climáticas Globales (WCRP, por sus siglas en inglés), “ahora nos encontramos en territorio desconocido de verdad”. Y es que el cambio climático está haciendo realidad escenarios que nunca imaginamos que pudieran pasar tan rápidamente.

El planeta en alerta

No actuar ante lo que está sucediendo es una apuesta muy peligrosa. Para darnos una idea, en lo que respecta a las temperaturas medias globales, en lo que va de 2017 hemos estado 1.1 °C más arriba del promedio de 2016. Pero esto es solo una pequeña parte del problema. Por primera vez en 4 millones de años los niveles en la atmósfera de dióxido de carbono han superado las 400 partes por millón.

Además los niveles de hielo en ambos polos han alcanzado mínimos históricos. Esto ha contribuido a que el nivel del mar se ubique en sus máximos históricos. También hay que considerar que las temperaturas del agua de los océanos está cambiando, lo que ha comenzado a acelerar la muerte de las barreras de coral y las reservas de peces se han comenzado a ver afectadas.

El futuro se complica

Buena parte de la población mundial vive cerca de las costas. De hecho hay poblaciones que ya están teniendo serios problemas con el agua. Si la tendencia se mantiene es cuestión de una década para que muchas ciudades tengan que ser abandonadas, con el respectivo reto de reubicar a tantas personas. Pero no solo eso, la producción de alimentos peligra ante lo cambiante de los climas.

Ahora bien, un problema poco mencionado del cambio climático es que podría llegar a presionar de tal manera que las naciones se verían enfrentadas entre sí, tanto por recursos como por mercados. Esto a la larga provocará más desigualdad de la ya existente. La cuestión es que como humanidad hemos comenzado a enfrentar algo que nunca antes hemos enfrentado, y queda claro que no estamos preparados.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.