La basura espacial se nos ha ido de las manos y eso es un gran problema

basura-espacial

Para continuar con el tema de la basura espacial recientemente la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) ha dicho que se nos ha ido de las manos. Haciendo un paralelismo con la basura convencional, los desechos espaciales están fuera de nuestro control. Producimos demasiados y hacemos poco, o más bien nada, para eliminarlos. Se trata de un asunto cada vez más peligroso.

La bola de nieve sigue creciendo

Hay millones de objetos mayores a 1 milímetro de diámetro orbitando nuestro planeta. Cada uno de ellos es un potencial peligro para los satélites activos. No sería un problema menor que un satélite de comunicaciones se viera dañado, porque hoy en día dependemos mucho de ellos. Y como no, la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), también podría ser impactada por cada uno de esos objetos, poniendo en peligro vidas humanas.

A este ritmo en 100 años no podremos salir al espacio. Se trata de un problema que sigue aumentando para el cual no tenemos aún una solución viable. Hay propuestas para “pescar” basura espacial, dispararle con un rayo láser o recolectarla con una nave espacial, pero nada es viable todavía. Lo único que tenemos claro es que el asunto está por ahora fuera de nuestras manos.

Un problema propio

Durante la 7° conferencia europea sobre la basura espacial la ESA ha puesto el dedo sobre el renglón. Dicha agencia ha propuesto que se tomen medidas para reducir la generación de desechos espaciales. Es decir, el primer paso para afrontar el problema es contener el crecimiento de la basura espacial. Y es que la mayoría de pedazos de basura que hay en el espacio los hemos generado intencionalmente.

Desde 1961 hasta la fecha han habido unas 290 explosiones de vehículos en órbita. Apenas una decena fue producto de accidentes. La gran mayoría de explosiones se han realizado de forma programada para desintegrar satélites y lanzadores. Por tal motivo la ESA propone que se realicen cambios para no dejar vehículos espaciales varados en la órbita pero que tampoco sean explotados.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.