A este ritmo de basura espacial en 100 años no podremos salir al espacio

basura-espacial

En una entrada pasada mencioné que hay casi 18,000 residuos de basura espacial orbitando nuestro planeta. Para obtener dicha cifra se contabilizan los residuos con un tamaño mayor a 10 centímetros. Sin embargo, dicho número podría ser incluso mayor. Donald Kessler, astrofísico, ha mencionado recientemente que hay unos 22,000 pedazos de basura espacial allá arriba.

Pero a dicha cifra hay que aumentar mucha basura espacial más. Se estima que hay unos 750,000 desechos entre 1 y 10 centímetros de diámetro. Además de 166 millones de pedazos con diámetro superior a 1 milímetro pero menor a 1 centímetro. Es decir, estamos rodeados por una capa de basura espacial. Y según el propio Kessler en 100 años no podremos salir a la atmósfera sin riesgo de colisión.

Un siglo más y nos quedaremos encerrados

En fecha reciente Kessler asistió a la VII Conferencia Europea sobre Basura Espacial realizada por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) en Darmstadt (Alemania). En dicho evento volvió a pronunciarse sobre el problema de la basura espacial. Su predicción de que en 100 años no podremos salir a la órbita terrestre sin riesgo de chocar con algo se conoce actualmente como Efecto Kessler. En sus propias palabras:

Dentro de cien años, ya no podremos poner en órbita más satélites y viajar al espacio se habrá vuelto demasiado peligroso, porque resultará prácticamente inevitable no chocar con alguna pieza de chatarra espacial. Es necesario hacer algo cuanto antes y, lamentablemente, el presupuesto de la NASA para el problema de la basura espacial no ha cambiado en los últimos 20 años, lo que supone que será necesario hacer más con menos recursos.

¿Cómo nos desharemos de la basura espacial?

Al día de hoy hay varias soluciones propuestas para eliminar los restos de basura espacial. Pero Kessler se muestra escéptico con todas ellas principalmente porque ninguna ha sido probada aún. De hecho hace algunas entradas mencioné la idea de los japoneses de pescar basura espacial, lo cual no se ha podido lograr. También hay propuestas de usar rayos láser para eliminar los desechos e incluso hay quienes proponen usar satélites para “comerse” los restos de otros satélites.

Personalmente creo que en el transcurso de 100 años habremos desarrollado una solución viable. Aunque en opinión de Kessler deberíamos comenzar por construir satélites más resistentes. De esta manera se evitaría que al chocar entre sí aumente el número de pedazos de basura espacial. De momento las agencias espaciales del mundo deberían tomarse el reto de eliminar los restos espaciales como una pequeña carrera espacial.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.