La basura espacial sigue en aumento y casi llega a 18,000 residuos

basura-espacial

Durante 2014 y 2015 la cantidad de escombros espaciales se mantuvo relativamente estable, alrededor de las 16,000 piezas. Por esta razón mucho científicos determinaron que este podría ser el límite máximo de basura espacial. Sin embargo, según el último informa, para octubre de 2016 se alcanzaron 17,817 objetos de basura espacial.

¿Por qué hay tanta basura espacial?

Se contabiliza como basura espacial aquellos objetos que orbitan la Tierra que no tienen actualmente una finalidad. Entre ellos se incluyen satélites inactivos o partes de ellos. También abundan las partes de cohetes espaciales antiguos. Y otros objetos proceden de explosiones diversas que han ocurrido a lo largo de la era espacial.

Ahora bien, el hecho de que la basura espacial esté aumentado se debe principalmente ha que cada vez más naciones tienen acceso al espacio. Esto ha aumentado el número de pruebas hechas y de misiones no tripuladas lanzadas. Y con cada accidente se generan más residuos. Además, no siempre resulta factible hacer que los objetos que se lanzan puedan reingresar a la atmósfera para destruirse.

Los países que aportan más basura

Es normal que Rusia y Estados Unidos ocupen los primeros puestos en lo que se refiere a basura espacial. Son las dos potencias mundiales pioneras en la conquista del espacio. Rusia es responsable de 6,354 objetos mientras que Estados Unidos ha aportado 5,699. El país que completa la tercia es China, que tiene 3,782 pedazos de basura espacial allá arriba.

Curiosamente la Agencia Espacial Europea solo tiene 123 pedazos de basura espacial, aunque Francia por cuenta propia es responsable de 529 escombros. Japón se está metiendo de lleno al espacio y acumula 900 restos, mientras que India es responsable por 185. Y al parecer 900 pedazos de basura espacial son debidos a varias naciones más.

¿Quién nos protege de la basura espacial?

No es raro que de vez en cuando algún escombro que orbita la Tierra termine cayendo hacia la atmósfera. Suele ocurrir que dichos objetos se desintegran, aunque no siempre es así. Por ello la Space Surveillance Network (Estados Unidos) se encarga de detectar e identificar cada pieza de basura espacial. Y tiene la capacidad de predecir cuando y donde podría caer un objeto hacia la Tierra.

Ahora bien, el hecho de que gocemos de buena protección no significa que la basura espacial deje de ser un problema. Se trata de elementos que pueden poner en peligro las comunicaciones, si dañan algún satélite. Incluso hay vidas en riesgo, si es que un resto de basura espacial golpeara la Estación Espacial Internacional, o llegara a caer en un área altamente poblada.

Más información:

About the Author

Olmo Axayacatl
Me gusta leer y escribir sobre temas diversos.